Migración irregular y derechos humanos

Alfonso Herrera García

Doctor en Derecho Constitucional por la Universidad Complutense de Madrid. Investigador Nacional nivel I del Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT.

Twitter: @jAlfonsoHerrera

 

Migración irregular y derechos humanos

Morales Sánchez, Julieta

México, Tirant Lo Blanch, 2018, 566 págs.

La migración indocumentada es una de las problemáticas transnacionales más sensibles de nuestro tiempo. Sin embargo, la comunidad internacional no ha sido capaz de encontrar soluciones que permitan combatir sus explicaciones de fondo. Las condiciones mínimas para salvaguardar la vida e integridad de las personas migrantes, especialmente de quienes padecen una situación de mayor vulnerabilidad, se mantiene en circunstancias preocupantes en diferentes latitudes del mundo.

El fenómeno migratorio es indisociable de los Derechos Humanos. Las normas jurídicas se encargan de consagrarlos y de proveer de mecanismos para su garantía. Pero en este tema el Derecho se muestra como un instrumento claramente insuficiente. Los sistemas normativos y sus operadores están llamados a cumplir, por un lado, la ordenación legal de la migración forzada y, por el otro, hacer realidad las condiciones existenciales de quienes la protagonizan.

¿Qué deben y pueden hacer los tribunales en la búsqueda de la solución a un problema tan complejo? Este libro presenta un amplio repertorio de materiales normativos y jurisprudenciales en torno a la migración “irregular”. En ese sentido, proporciona encomiables bases para reflexionar al respecto en un país que, como el nuestro, debe consolidar tanto el régimen de regulación de obligaciones a las autoridades, como, justamente, la protección de la dignidad de las personas involucradas.

Cabría preguntarse qué tanto ha repercutido en las condiciones actuales de la migración “irregular” la conservación de viejas fórmulas soberanistas, frente a los dramáticos escenarios de desplazamiento forzado. Después de todo, en términos ferrajolianos, la existencia de fronteras entre territorios “soberanos” lleva consigo la idea misma de discriminación política que, de ninguna manera, puede ser indiferente al Derecho.